El Cuchillo Barroco Malagueño, un tipo de cuchillo español antiguo del siglo XVIII
El Cuchillo Barroco Malagueño, un tipo de cuchillo español antiguo del siglo XVIII

Cuando se realiza una labor de coleccionismo de cuchillos antiguos españoles se puede observar que los modelos, tamaños y decoraciones varían de una región a otra dentro de la geografía española. Regiones como Canarias tienen un tipo de cuchillo característico, el cuchillo canario, que no se produjo en ninguna otra localización, del mismo modo hay tipologías de cuchillos y navajas propias de Albacete o castellanas, otras aragonesas y otras catalanas o extremeñas. Con un estudio en profundidad podemos observar que casi todos los tipos de cuchillos o navajas antiguos catalogados hasta ahora encajan dentro de familias y tipos diferentes según épocas y localizaciones. Nosotros aquí exponemos el antiguo cuhillo barroco malagueño producido en el siglo XVIII como un tipo bien diferenciado y quizás el mas artístico de la cuchillería antigua en España.

IMAGEN 1: Cuchillo malagueño del siglo XVIII. Este cuchillo muy bien conservado con vaina original reúne todas las características de los cuchillos de origen malagueño datados a finales del siglo XVIII.

Resulta llamativo y decepcionante al mismo tiempo que catálogos de exposiciones museísticas importantes no determinan la posible procedencia de muchas piezas o incluso usan la atribución a Albacete o albaceteño como un “cajón de sastre” para incluir a todos los cuchillos de los siglos XVIII y XIX. Creemos que atribución a una procedencia albaceteña sin pruebas es un error que produce una deficiente divulgación de la historia de la cuchillería. Afortunadamente estos errores comunes en algunas publicaciones y museos pueden solucionarse con un estudio comparativo de las decoraciones y tipos formales.

A diferencia de otras obras artesanas, las cuales se marcan con nombres del autor o localidad de procedencia, en la cuchillería antigua las marcas de artesano son escasas y no se hacen frecuentes hasta finales del siglo XIX. Por este motivo tenemos una gran cantidad de piezas antiguas a las cuales es difícil otorgar una procedencia concreta o una datación precisa, pero poco a poco haciendo comparaciones y estableciendo cuadros evolutivos desde piezas que sí están datadas y localizadas podemos ir aportando luz a la procedencia de cada tipología de cuchillos.

Aquí vamos a exponer las razones y pruebas que nosotros consideramos bastante contundentes en relación a la controvertida tipología del cuchillo barroco malagueño. En primer lugar vamos a definir como es esta tipología, la datación más probable, que motivos decorativos aporta y por qué nosotros consideramos que proceden todos estos bellos cuchillos de Andalucía y más concretamente de la provincia de Málaga.

1- Definición de las características del cuchillo barroco malagueño

Nosotros proponemos la denominación cuchillo barroco malagueño para una tipología de cuchillo antiguo andaluz que va siempre decorado con ornamentación de estilo barroco, el cual vamos a presentar en las imágenes que acompañan a este artículo y del que vamos a aportar pruebas del contexto cultural en el cual se producía y usaba.

La decoración barroca de estos cuchillos es a base de hojas de acanto formando roleos y entrelazados similar a la hojarasca. Los motivos vegetales de hojas de acanto y roleos son típicos del Barroco hasta mediados del siglo XVIII y en el arte popular español se mantienen hasta mediados del siglo XIX. Esta decoración muy recargada de tipo preciosista ocupa toda la superficie metálica del cuchillos excepto el filo. Se trata cuchillos de hoja muy fuerte, elaborados a forja con acero al carbono de alta calidad que supera a la mayoría de los fabricados posteriormente en España. La hoja se define como cuchillo porque tiene un solo filo cortante, pero la forma y el uso al que se destina es el de puñal, no estamos tratando de herramientas de trabajo si no de un tipo de cuchillo con hoja en forma de puñal destinado a la ornamentación o a la defensa e incluso pudo ser usado por militares o tropas no regulares.

El espacio temporal que nosotros tratamos en este estudio esta bien definido desde el comienzo del siglo XVIII hasta la primera década del siglo XX, por lo tanto los cuchillos antiguos andaluces que estudiamos van desde 1700 hasta 1920. No podemos estudiar piezas mas antiguas simplemente porque no se han conservado o son muy escasas y las mas recientes son ya piezas industriales de escaso interés histórico. Pero en concreto el cuchillo barroco malagueño se fecha en el siglo XVIII y perdura hasta 1830 paroximadamente.

Los tipos de cuchillos y navajas de procedencia andaluza son muy variados, pero en general la cuchillería antigua andaluza tiene unas características comunes que la diferencian de producciones castellanas, como por ejemplo:

  • 1- Tendencia al gigantismo, piezas de mayor tamaño que las procedentes de origen castellano

  • 2 -Lujo suntuoso. Los adornos metálicos son visibles tanto en las empuñaduras como en las vainas. En piezas albaceteñas las empuñaduras se fabrican con piezas de hueso o asta en su mayoría, mientras que en las andaluzas ocupan más superficie las partes metálicas generalmente de latón o cobre pero también de plata.

  • 3- Abundante decoración en la hoja, la empuñadura y la vaina a base de repujados y filigranas de motivos vegetales y geométricos. Se usan modelos barrocos inspirados en la platería y el bordado pero usando como soporte el propio cuchillo y la vaina. Tendencia al “horror vacui” ocupando toda la superficie.

Las características siguientes definen a esta tipología de cuchillos que nosotros denominamos cuchillo barroco malagueño son las de un tipo muy concreto que vamos a definir y esta representado por la IMAGEN 1 en la cabecera de este artículo. Otros tipos también pueden ser de origen malagueño pero no reúnen estas características y quedan fuera de este estudio.:

  1. 1- Antigüedad: Son un tipo de cuchillos muy antiguos, la mayoría se datan a lo largo del siglo XVIII, las referencias cronológicas que tenemos los datan entre 1735 y 1819. El estilo artístico de su decoración pertenece al Barroco español que se usó hasta comienzos del siglo XIX. A partir de la tercera década del siglo XIX ya no se fabrica este tipo de cuchillo lujoso y si otros mas sencillos con ausencia de la profusa decoración barroca.

  2. 2- Hoja lanceolada similar a un puñal. El contrafilo ocupa más de la mitad de la longitud del lomo. La hoja se adorna con dos acanaladuras que enmarcan un motivo central con incrustación de latón. La decoración se vasa en roleos de hojas de acanto que se prolongan hacia la punta. En el remate de la decoración en la punta es común que se forme una hoja doblemente curvada. Hoja gruesa y pesada en algunos cuchillos alcanza de 3,5 a 4 mm. Siempre lleva bigotera de latón y una decoración muy característica que ocupa casi toda la mitad superior de la hoja. Y se caracteriza por: Dos acanaladuras que enmarcan un motivo central que combina una parte de latón incrustado de forma rectangular y que continua con burilado hacia la punta. Los motivos burilados son diferentes tipos de hojarasca con volutas retorcidas que terminan hacia la punta con una característica flor de la cual se alarga una hoja doblemente curvada hasta la punta del cuchillo.

  3. 3- Empuñadura totalmente forrada en metal (latón o plata) de forma ahusada formado por dos piezas troncocónicas de latón encaradas por la parte más ancha y rematados con una pieza semiesférica en la trasera. En ocasiones se remata con una pieza plana. Una variante presenta piezas troncopiramidales de ocho facetas. En los cuchillos de mas tamaño se coloca una pieza central de asta de toro o hueso que puede decorarse con clavillos e incrustaciones en latón. (Imagen 8)

  4. 4- Cuello anillado que forma un disco apuntado central comprendido entre dos discos planos. En ocasiones las piezas laterales van adornadas con estrías marcadas a lima

  5. 5- Vaina metálica decorada formada por una sola pieza de latón que ajusta perfectamente en la hoja. Con la vaina puesta el cuchillo queda encajado y hay que tirar con cierta fuerza para desenvainarlo. Toda la vaina va completamente decorada con motivos de hojarasca retorcida y en ocasiones flores, motivos geométricos o animales fantásticos como águilas o arpías. En algunos cuchillos más lujosos en lugar de latón, para las piezas de metal de la vaina y empuñadura se usa la plata. Puede haber variantes de vainas de cuero y metal combinados.

  6. Cuchillos de faja, se denominan así a los cuchillos españoles destinados a ser portados sujetos contra el abdomen por dentro de la faja del vestuario masculino. Es habitual que tanto el mando como la contera sobresalgan y queden visibles, por lo que se decoran con adornos en sintonía con los bordados del vestuario.

  7. Gran Tamaño: Las hojas tienen un tamaño medio entre 20 y 21 cm con un largo total del cuchillo de 31 cm de media. Hay piezas excepcionales que alcanzan 34 cm e incluso hasta 42 cm los de mayor tamaño documentados. Por otro lado también tenemos referencias de algunos de estos cuchillos con decoración de tipología malagueña de menos de 20 cm que se pueden considerar cuchillos de mujer o de honor.

2- Uso cultural del cuchillo andaluz en el vestuario.

Es frecuente la difusión de leyendas o creencias populares en relación a que estos cuchillos de los siglos XVIII y XIX eran portados por bandoleros, rufianes o barateros y que su uso habitual eran como armas usadas en asaltos, riñas y pendencias entre gentes fuera de la ley. Este tipo de tópicos relacionados con la “leyenda negra” no se ajustan a la realidad, son exagerados y todos los estudios rigurosos los desmienten en la mayoría de los casos. Para poder precisar el usos y el contexto de la producción, la venta y el porte de estos cuchillos tenemos que relacionarlos con un uso muy alejado de los bandoleros o delincuentes. Todo lo contrario, este cuchillo malagueño es un objeto de prestigio, incluso de lujo, objeto de ostentación que forma un conjunto con el traje de prestigio masculino. Este es sin duda un cuchillo que forma parte del ajuar masculino, y quizás en ocasiones femenino, de personajes españoles relacionados con clases adineradas o incluso la nobleza.

Por la calidad de los materiales, el brillo ostentoso del latón y la plata, la profusa decoración y por su tamaño son armas blancas que no están destinadas a ser ocultadas, por contra son complementos de un tipo de traje lujoso o festivo, reservado para las ocasiones. Un ejemplo visual en el cual podemos imaginarnos que se exhibían estos cuchillos es en los matrimonio u otras ceremonias religiosas, acontecimientos en los que el hombre lucía sus mejores galas, entonces es cuando se exhibía este cuchillo bien envainado en su funda metálica. Como son cuchillos plenamente funcionales, es seguro que se usaron en tareas de caza y también para la defensa personal, pero nosotros creemos, aunque sin un argumento probatorio concluyente, que la mayoría eran objetos para mostrar en ocasiones, pero sin un uso cotidiano en el trabajo o la casa. Estas armas tan decoradas pudieron ser usados por los majos y majas andaluces de finales del siglo XVIII.

IMAGEN 2: Pareja de majos de Sevilla,siglo XVIII. Estampas publicadas por Antonio Rodríguez (1765-1823) titulada Coleccion General de los Trages que en la actualidad se usan en España, principiada en 1801.

3- Cuchillos antiguos de producción probable en la provincia de Málaga

Nuestra propuesta es determinar que todos estos cuchillos, y también un tipo de navaja de gran tamaño que lleva la misma decoración barroca (imagen 4), se produjeron en diversos talleres malagueños a lo largo del siglo XVIII y hasta 1830 aproximadamente.

Las pruebas de la localización en Málaga de estos cuchillos son la siguientes:

1- Hay dos cuchillos de esta tipología marcados con localidades donde se produjeron, uno lleva marca TOLOX y otro Málaga.

En la bibliografía española especializada, hay algunas aportaciones que son muy determinantes a la hora de localizar la procedencia de estos cuchillos en la provincia de Málaga. El coleccionista de origen portugués José Falcâo, ha sido uno de los primeros en conocer la notable antigüedad y procedencia malagueña de estos cuchillos (1). En el catálogo del 2018, de la colección José Falcâo se expone uno de estos cuchillos que lleva la fecha de 1735, además es este autor el que cita que otras piezas similares llevan grabados en la vaina los nombres de Tolox y Málaga

2- Algunas navajas antiguas catalogadas como malagueñas llevan la misma decoración característica. Algunas de estas navajas van marcadas como MALAGA, en ocasiones con esta marca acompañada del icono de una llave y otras con la letra M o el icono de la llave. Todas estas marcas se suponen como procedentes de Málaga (2)

Con estos argumentos consideramos que la teoría más probable es que todos estos cuchillos sean de producción en diferentes talleres andaluces, seguramente de las localidades citadas de Tolox y Málaga. Ne le siglo XVIII estos dos centros artesanales eran los mayores productores de cuchillería en Andalucía pero quizás en otras localidades cercanas que fueron otros importantes productores de armas blancas como la granadina de Guadix, Sevilla o Jerez de la Frontera también se pudieron realizar piezas de esta tipología.

En cuanto a la controversia de si los artesanos de Albacete fabricaron algunos de estos cuchillos nosotros creemos que no lo hicieron. Estos son cuchillos que no tuvieron un uso muy extendido en el tiempo ni ocupan un territorio ajeno a la región andaluza. Cuando los anticuarios los localizan conservados por familias que los han heredado como parte del ajuar de la casa siempre es en poblaciones andaluzas. Por otro lado ninguno de estos cuchillos lleva marcas de artesanos albaceteños y para concluir aquí exponemos algunas diferencias entre la decoración de cuchillos o navajs del siglo XVIII de origen albaceteño con otros del tipo malagueño

IMAGEN 3: Esta imagen presenta en la parte superior un hoja de navaja marcada como ALBACETE 1789, por lo tanto es representativa de la decoración típica de la cuchillería albaceteña en el periodo barrroco compuesta por calados en forma de corazón, y burilado de pájaros y motivos vegetales sencillos. La navaja albaceteña con decoración resaltada en esmalte rojo, es una navaja de amor que, lleva decoración de roleos vegetales de zarzillos y se remata hacia la punta con un ramo. La decoración barroca considerada malagueña es muy diferente a la albaceteña. Los motivos vegetales forman roleos complejos, esta ausente el esmalte rojo, no hay calados ni corazones y el remate hacia la punta es una flor con pistilos alargados y curvos, no un ramo.

cuchillo y navaja malagueña del siglo XVIII

IMAGEN 4: Comparación entre cuchillos y navajas condecoración barroca muy similar. Algunas de estas navajas van marcadas como MALAGA o con una marca de icono de llave que se supone procedente de Málaga.

4- Datación del cuchillo barroco malagueño del Siglo XVIII

Nosotros no tenemos constancia de que en algunos de estos cuchillos aparezcan marcas de artesano o fechas, por lo tanto no se pueden dar fechas precisas a cada una de las piezas, pero basándonos en las pocas que si tienen dataciones y por el estudio del estilo artístico decorativo podemos determinar una datación probable entre 1735 y 1830.

1- Un cuchillo barroco malagueño de la colección José Falcâo va marcado con la fecha 1735.

2- El coleccionista francés Charles Buttin experto en armas antiguas a nivel mundial recogió varios de estos a finales del siglo XIX. Por desgracia este coleccionista fallecido en 1931 no aporta en sus fichas el origen posiblemente andaluz ya que su colección se cataloga por países, pero es muy interesante la datación precisa como del siglo XVIII ya que este experto los conocía bien y a finales del siglo XIX ya eran considerados antigüedades valiosas. (Imagen 5)

3- La decoración que presentan es de estilo barroco que comienza a usarse en el arte mueble desde finales del siglo XVI y se mantuvo hasta 1830 aproximadamente. Es posible que algunos de estos cuchillos, los más antiguos se puedan fechar en pleno siglo XVII, pero la mayoría de los conservados son de finales del siglo XVIII o coincidiendo con el periodo de la Guerra de Independencia española (1808-1814)

4- En un libro del autor José B. Ruiz (2020) se recoge la inscripción de un cuchillo considerado malagueño datado en 1819 del cual no se publica la imagen. Nosotros no tenemos contrastado este dato, quizás se trate de una variante diferente pero con rasgos comunes a estos cuchillos. La leyenda que presenta es la siguiente: Ny me presto ny me doy / Solo de mi dueño soy/ Año 1819. (3)

5- Con fecha posterior a este de 1819 la decoración barroca se abandonó, pero pervive el recuerdo en muchos cuchillos del siglo XIX que se decoran con una estabilización o simplificación en la hoja de un burilado de motivo vegetal con roleos pero sin rellenar todas las partes metálicas de la pieza como sí se hace en los más antiguos.

IMAGEN 5: Cuchillos españoles del siglo XVIII del coleccionista francés Charles Buttin, catálogo publicado en 1933.

roleos y hojarasca barroco cuchillo andaluz

IMAGEN 6: Detalles de la decoración de la hoja de un cuchillo barroco malagueño.

5- Significado de la decoración barroca del cuchillo malagueño:

El estilo decorativo de estos cuchillos es típico del Arte Barroco Español, fechado entre el 1600 y 1750. El Barroco español es un término de la historiografía del arte que se utiliza para clasificar y definir las manifestaciones culturales de la época del Barroco producidas en España. Este estilo decorativo dura siglo y medio entre 1600 y 1750.

La decoración que lleva este cuchillo barroco malagueño esta basada en combinaciones de cenefas de estilo vegetal u hojas de acanto que se curvan sobre sí mismas y se retuercen formando a veces roleos. La comparación más próxima donde podemos encontrar este mismo tipo de decoración es en los relieves de numerosos retablos religiosos y también en bordados de los lujosos ropajes de nobles y cortesanos españoles de la época. Por lo tanto la explicación de la presencia de esta decoración en vainas y empuñaduras es adornar en sintonía con los bordados de la faja y resto del traje popular andaluz en el siglo XVIII.

La planta de acanto es nativa del Mediterráneo, sus hojas simbolizan la vida perdurable o la vida larga y la inmortalidad. Las hojas de acanto provienen de una planta perenne, por lo que es símbolo de eternidad y continuo renacer ya que no tiene que ser replantada cada temporada. Tiene hojas gruesas y espinosas con bordes serrados o dentados, como una hoja de diente de león o cardo.

La mayoría de los cuchillos barrocos malagueños llevan decoración exclusivamente vegetal, pero otros combinan en lugares destacados símbolos geométricos y animales. Los animales son poco frecuentes pero a veces llevan pájaros similares a un águila o arpía. El símbolo geométrico más usado es la rosa hexapétala y también cruces. (Imagen 7)

En estas imágenes podemos ver algunos detalles de las partes más características de varios cuchillos barrocos de la colección NAVAJA 19.

geometrico rosa hexapétala cuchillo malaga

IMAGEN 7: Detalles de decoración geométrica, rosa hexapétala y cruz inscrita en círculo. Ambos son símolos de procreación e inmortalidad y quizás de la unión entre hombre y mujer.

empuñadura cuchillo andaluz antiguo

IMAGEN 8: Dos empuñaduras características del cuchillo barroco malagueño, predominan las partes metálicas decoradas. La que llleva pieza central de asta se decora con clavillos de latón.

cuchillo barroco

IMAGEN 9: Decoración exterior de un cuchillo barroco español del siglo XVIII. La vaina es de una sola pieza de latón grueso y realizada a medida para encajar en la hoja a la perfección, se desenvaina con facilidad y encaja con precisión. La decoración de la vaina lo convierte en una pieza excepcional y de lujo o aristocrático del gusto barroco de la época. Todos los motivos decorativos de la vaina van a juego con la hoja el mango y la bigotera.

IMAGEN 10: Decoración de la hoja y bigotera de latón. Destacan dos acanaladuras que remarcan la decoración con incrustación de latón de forma rectangular. Motivos de hojas de acanto formando roleos que terminan hacia la punta con una flor que se abre con pistilos curvados y prolongados hacia la punta.

6- Cuchillos de pedida de honor o de compromiso.

El uso de los cuchillos y navajas españoles como objeto de regalo entre hombres y mujeres como muestra de afecto y amor entre amantes o parejas matrimoniales es un hecho constatado pero poco estudiado. Nosotros creemos que algunos de estos cuchillos o quizá todos fueron objetos de regalo u ofrenda de compromiso y quizás portados en el traje en el la ceremonia del matrimonio u otros compromisos civiles y religiosos importantes.

Leyendas escritas en navajas y cuchillos españoles dicen sentencias tan llamativas relacionadas con el amor como estas: “No me sueltes de las manos que hay muchos enamorados” “Mi corazón se abra por mi amada” “Luz de mi prenda” “De la tierra y de la mina esta materia nació a complacerte se inclina quien el alma te ofreció” “Soy de una rosa” “Cuidado que esta hembra es mía” Viva Andalucía y las mujeres hermosas”. Con pruebas como estas creemos que merece un estudio etnográfico más en profundidad del uso de estas armas blancas como regalo o prueba de amor entre parejas. Con estos argumentos también se sostiene que estas piezas de gran tamaño se destinaban para los hombres y otras, más pequeñas y escasas pudieron regalarse a mujeres con el objeto de servir de defensa de su honor. En un época de guerras y revoluciones cuando un hombre partía para hacia una batalla podía dejar una de estas armas en manos de su mujer u amada como defensa.

cuhillo andaluz flamenco con mujer figura femenina traje andaluz

Esta extraordinaria vaina pertenece a un cuchillo de origen andaluz del mismo tipo que estos cuchillos malagueños que hemos estudiado. La vaina de latón va decorada profusamente por ambas caras, pero en una de ellas los roleos vegetales se transforman para representar la figura femenina de una bella y joven  mujer representada con el pelo recogido en forma de moño. El pelo recogido de esta forma es un peinado típico español muy habitual en Andalucía. Este tipo de peinados se realizaba particularmente para lucirlo en fiestas y en las bodas. El traje presenta un talle muy ajustado en la cintura y vuelo hacia la parte baja de la falda. No podemos asegurar que sea un traje andaluz ya que la representación es muy esquemática pero el parecido con los peinados y trajes que llevaban las majas andaluzas del siglo XVIII y XIX es muy destacable. Las manos de la mujer se recogen en forma de arco sobre la cintura quizás para representar un baile o danza.

Esta representación femenina se corresponde con lo que sabemos de la tradición oral conservada en Andalucía en relación a estos cuchillos, los cuales se han conservado de generación en generación y transmitidos en herencia dentro de las familias como recuerdo de una boda o regalo de compromiso de los antepasados. Por tradición oral se ha transmitido precisamente que las mujeres regalaban al hombre estos cuchillos como parte de las ceremonias matrimoniales tradicionales en Andalucía.

maja andaluza con moño cuchillo siglo xviii

Representación de traje tradicional de mujer de Andalucía a comienzo del siglo XIX, con peinado recogido al estilo de las majas andaluzas junto con un contrabandista o bandolero. El traje y el painado es similar al representado en el cuchillo antiguo de la misma época ( Twenty Illustrations of Spanish Costumes. London 1832. R. Havell. )

cuchillo andaluz siglo XVIII - xix monteria

IMAGEN 11: Cuchillo andaluz de caza típico del siglo XVIII y XIX, está inspirado en la decoración barroca, la hoja es de gran tamamño y va decorada con motivos vegetales y flor de pistilos alargados. El mango lleva una pieza central d ehueso con listas de latón. Un cuchillo de 36 cm de largo que es fuerte y pesado puede usarse tanto en la caza como en la defensa o ataque.

hoja navaja malaga siglo XVIII

IMAGEN 12: Comparación de la hoja de tres armas blancas antiguas de procedencia andaluza.

  1. La navaja considerada malagueña (4) lleva la misma decoración en la hoja que el cuchillo barroco y la bayoneta de taco del siglo XVIII. 
  2. El cuchillo barroco de la colección NAVAJA 19 es uan pieza excepcional, bellamente decorado con una hoja muy similar a estas navajas de las cuales algunas van marcadas como malagueñas.
  3. La bayoneta de taco andaluza del siglo XVIII tiene la misma hoja con bigotera y forma de cuchillo barroco (5)

NOTAS:

  1. DE PASCUAL LÓPEZ, MARIANA./ FALÇAO GARCÍA, JOSÉ. (2018) Albacete. ENTRE NAVAJAS Y CUCHILLOS COLECCIÓN JOSÉ FALCÃO GARCÍA. Ed. Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete

  2. Ruiz, José B.  Fine Art Editions (2020) CUCHILLOS Y NAVAJAS ANTIGUOS. GUÍA DEL COLECCIONISTA. (Pag: 197)

  3. Ruiz, José B.  Fine Art Editions (2020) CUCHILLOS Y NAVAJAS ANTIGUOS. GUÍA DEL COLECCIONISTA. (Pag: 43)

  4. Martínez del Peral y  Fortón, R (2003) Navajas Antiguas Las Mejores Piezas de Colección. 2003 Editada por Josep Maria Portas Perpiñà, (pag 45)
  5. Armas blancas españolas catalogadas en la colección Charles Buttin en 1933 >>

marzo 2021

Autor: Guillermo Gómez Modamio

Colección NAVAJA 19

© 2021 - Navaja 19