La Fábrica de Navajas de Sevilla
La Fábrica de Navajas de Sevilla

Todos los coleccionistas de armas antiguas aprecian y valoran las navajas españolas del siglo XIX como objetos singulares con alto valor etnográfico. Al estudiar las publicaciones, catálogos y museos que albergan colecciones de navajas españolas antiguas hemos descubierto que las más grandes y más bellamente decoradas llevan inscripciones alusivas a la ciudad de Sevilla. Sorprende que estas navajas sevillanas fueron siempre muy conocidas y valoradas en la segunda mitad del siglo XIX, y sin embargo no existen publicaciones, ni estudios que documenten cuestiones tan interesantes como donde se fabricaron, donde se comercializaban o cuantas fábricas y artesanos se dedicaron a la cuhillería en Sevilla en el siglo XIX. Al contrario que en Albacete donde se conocen varias fábricas de cuchillos y navajas bien documentadas en el siglo XIX, en la ciudad de Sevilla se desconoce casi por completo que artesanos las elaboraron o si hubo más de una fábrica en esta ciudad.

En el proceso de intentar aproximarnos al estudio de una posible fábrica de navajas sevillana, nos hemos encontrado con la falta de documentación y publicaciones rigurosas, por lo que nosotros nos vamos a apoyar en el estudio arqueológico de las escasas piezas bien conservadas y que en la actualidad se hayan custodiadas en las mejores colecciones particulares de antigüedades españolas.

1- Los gremios de cuchilleros sevillanos del siglo XIX

En relación al estudio de las antiguas navajas sevillanas se da la paradoja de que se conoce abundante documentación acerca de cuantos talleres había en el siglo XVIII, quienes eran sus maestros y como se organizaban, pero no se conservan navajas tan antiguas ya que las navajas que los coleccionistas atesoran son del siglo XIX, la mayoría de la segunda mitad o de comienzo del siglo XX. En relación al gremio de cuhilleros del siglo XVIII destaca el estudio documental de Martínez del Peral(1). Los gremios españoles desaparecieron por completo a partir de 1812, por lo tanto estas navajas sevillanas no las fabricaron artesanos regulados gremialmente, si no, fábricas con empresarios y obreros, o quizás artesanos autónomos que gozaban de libertad para producir y vender libremente en comercios y establecimientos que solían combinar el taller con una pequeña tienda, en las calles más céntricas de la ciudad y a veces llevando sus productos hasta ciudades cercanas y ferias.

La fabricación de navajas en el siglo XVIII correspondía a los gremios de cuchilleros, precisamente en la ciudad de Sevilla existió un importante gremio cuchillero que ha dejado abundante documentación escrita, a través de la cual conocemos una rígida normativa, vigilancia de la calidad, pruebas de acceso y rígidas condiciones laborales a los artesanos. Debido a las limitaciones gremiales se conseguía una alta calidad a la vez que se limitaba el numero de talleres en la ciudad a los suficientes para abastecer la demanda manteniendo los precios y beneficios que obtenían sus miembros. Pero la organización gremial desapareció a comienzo del siglo XIX. Desde las Cortes de Cádiz de 1812 la Revolución liberal española impuso la aprobación de decretos y regulaciones contra los gremios que se implantaron definitivamente en 1836 para establecer la libertad de industria y comercio en España. Esta legislación liberal fue causante de la desaparición de los gremios permitiendo la libre creación de industrias y circulación de mercancías.

Como se conocen bastante bien documentados las actividades del gremio de cuchilleros sevillano en el siglo XVIII y hasta 1812 podemos afirmar que la producción de cuchillos y navajas fue abundante en la ciudad y que además al ser un puerto comercial hacia América está industria se vio favorecida y fue notablemente próspera, pero en el siglo XIX no tenemos pruebas de que existiese una industria organizada ni abundante. Las razones que explican la reducción de esta industria son, como en otros casos de productos artesanales, la perdida de población causada por la Guerra de Independencia de 1808-1814, la perdida del mercado colonial y fundamentalmente la introducción a mediados del siglo de abundantes importaciones de las avanzadas industrias francesas e inglesas. Por lo tanto únicamente a finales del siglo XIX se recuperó de nuevo en Sevilla una producción estable de cuchillería de calidad que conocemos a través de las piezas de navajas, cuchillos y dagas sevillanas que se han conservado.

La dificultad de conocer esta producción radica en que, al desaparecer el gremio de cuchilleros a comienzo del XIX, no hay una documentación acreditativa de como se organizó esta industria, al mismo tiempo que no se regula la calidad, materiales y diseños que debían de tener los cuchillos y navajas, pero podemos deducir que los artesanos mantuvieron un estilo y una técnica productiva similar a las del siglo XVIII.

2- El estilo de las navajas sevillanas

Los artesanos cuchilleros en el siglo XIX mantuvieron un estilo propio y diferenciado en cada región y ciudad, de este modo podemos afirmar que según la forma de la hoja, su decoración y estilo de los mangos se pueden diferenciar navajas sevillanas de otras de estilo albaceteño o de las solsonesas. Gracias a que contamos con numerosas navajas marcadas como de Sevilla y además fechadas desde 1847 a 1908 vamos a poder definir unas características comunes que presentan la mayoría de las navajas atribuidas a Sevila en la segunda mitad del siglo XIX.

  1. - Hoja decorada al ácido con leyenda escrita en cursiva y abundantes modismos andaluces del estilo “No me abras sin Rason mi me siere sin onor” frecuentemente la leyenda concluye con la palabra Sevilla, Soy sevillana o Fábrica de navajas de Sevilla y a veces el año de producción.

  2. - Hoja de forma lanceolada muy ancha en la base que se estrecha progresivamente formando una punta triangular. Con filo curvo y contrafilo en el lado derecho. Los grabados son de tipo floral retorcidos, adaptados a la forma de la hoja. La decoración tiende a cubrir toda la hoja, por ambos lados. Los grabados en su mayoría parecen estar hechos a buril tallando el acero de una forma tosca pero efectiva.

  3.  -El recazo de la hoja suele llevar limados que forman muescas o almenados.

  4. - El cierre es de ventana, casi siempre con varios piñones desde 4 hasta 20. La ventana del muelle comúnmente adopta la forma de una guitarra con un cuerpo de dos lóbulos donde el menor se alarga hacia el mástil que forma el muelle de acero

  5. - Cabo de tres piezas con cachas de asta de toro y virola y rebajo de latón. Algunas piezas lujosas usan la alpaca o la plata en las partes metálicas del mango.

  6. - Hay tres tipos de decoración del mango. El más sencillo deja el asta de toro pulida y lisa sin adornos, otro tipo adorna los laterales de las cachas con listas de latón recortado similares a las navajas albaceteñas y un tercero mas lujoso hace incrustaciones de clavos metálicos, lentejuelas, círculos y monedas de plata imitando soles o estrellas llenando todo el mango de decoración metálica.

  7. - Los mangos tienden a una forma aplanada de sección oval.

  8. - En ocasiones aparecen punzones marcando las hojas de navajas de estilo sevillano, los que están documentados hasta el momento son: FS, JEREZ y J.

navajas sevillanas del siglo XIX

Imagen 1: Tres navajas de origen sevillano. La más grande mide 52 cm abierta y lleva la leyenda: "No me abras sin Rason ni me siere sin onor 1878. La del centro mide 41 cm y lleva escrito: 1884 /  Fabrica de nabajas de Sevilla de 1884. La inferior (37cm) sorprende por la fuerza de su hoja y no lleva leyenda.

Una característica común en la cuchillería andaluza antigua es cierta tendencia al gigantismo. Tanto en Málaga como en Sevilla se fabricaron navajas y cuchillos de gran tamaño con hojas de duro acero de más de 30 cm que asombran por su tamaño y proporciones. Como ejemplo se puede admirar esta extraordinaria navaja sevillana del siglo XIX con una hoja de 35cm y una longitud abierta de 78cm, que a pesar de sus dimensiones no es una navaja de exposición, si no, que fue usada y afilada  y que tiene ciertas amrcas que hace sospechar que se usó en duelos y riñas..

Navaja gigante antigua

Navaja Sevillana Gigante del siglo XIX. Con 78 supone todo un record para una navaja antigua. La leyenda escrita en esta navaja Española Gigante, deja muy clara su procedencia y su vocación luchadora y defensora del honor. En dialecto andaluz se puede leer bien grabado en la hoja:  "  No me abra sin razón ni me cierre sin honor, Sevilla " Toda una explendida pieza de colección bien conservada y con mucha historia, custodiada en la colección NAVAJA-19:  https://navaja19.es/navajas-sevillanas-del-xix/-gran-navaja-sevillana-siglo-xix-con-razon-y-honor-233.html

3- La Fábrica de Navajas de Sevilla (1847 -1908)

Nosotros proponemos la denominación de Fábrica de Navajas de Sevilla para un taller artesano que produjo numerosas navajas con un estilo propio y que se vendieron en Sevilla marcadas como sevillanas y adornadas con curiosas leyendas alusivas al gusto tradicional andaluz del siglo XIX.

No conocemos con precisión en que momento se creó una fábrica de navajas en Sevilla ni siquiera si hubo una o varias fábricas y tampoco quienes fueron sus propietarios, la organización empresarial ni su fecha de desaparición. Como no contamos hasta el momento con documentación escrita acerca de esta fábrica no podemos precisar si fue una fábrica bien organizada, cual fue su tamaño, rendimiento, empresarios que la impulsaron ni nivel de producción, pero a través de las navajas que se han conservado que ya hemos podido estudiar  hemos acotado las características propias de la fabrica:

  • La navaja más antigua conservada va marcada en 1847 y la más moderna en 1908, pero seguramente en los años anteriores ya existiese esta fábrica y quizás perduró hasta la segunda década del siglo XX, pero como no conocemos navajas de la fábrica sevillana producidas con maquinaria moderna es posible que la fábrica desapareciese justo al comienzo de la segunda década del siglo XX cuando las fábricas de Albacete incorporaron el motor eléctrico y produjeron el hundimiento de las otras industrias cuchilleras artesanas españolas.

  • La Fábrica de navajas de Sevilla se dedicó principalmente a producir navajas, seguramente realizó otras piezas de cuchillería, como cuchillos de caza o bayonetas de taco, pero no conocemos ninguna pieza de características similares y que este marcada como Sevilla o decorada de forma similar. Al parecer esta fábrica se especializó en exclusiva en la producción y venta de navajas.

  • Las navajas de esta fábrica tienen un estilo propio que hemos definido más arriba y destacan por ir marcadas y fechadas en muchas ocasiones. La fecha y marca de origen puesta en las hojas de las navajas con toda probabilidad está motivada por que las grandes y costosas piezas excesivamente adornadas se vendían principalmente a turistas y viajeros extranjeros. En otras obras de cuchillería española de finales del siglo XIX, como son los cuchillos canarios o las navajas de Albacete, se produce el mismo fenómeno de que se marcan con fecha y leyenda escrita precisamente las piezas destinadas a la venta como suvenir.

  • Una navaja va marcada como .. “Fábrica de navajas de Sevilla año de 1883” por lo tanto es probable que esta fuese la denominación de la fábrica, al menos popularmente se conocería como Fábrica de Navajas de Sevilla.

3.1 la Fábrica de la Calle San Luis nº 120 - La ubicación de la fábrica de navajas de Sevilla y periodo de actividad

Para ubicar en el espacio y en el tiempo esta fábrica vamos a proponer seguir los datos escritos en las hojas de las navajas  que se han conservado. hasta ahora solo hemos estudiado una pieza que lleva escrita la ubicación de la fábrica o taller en la calle San Luis 120 de Sevilla. (3) La calle San Luis es una vía histórica de la ciudad española de Sevilla, situada en el distrito Casco Antiguo. esta calle tiene algo más de 700 metros de largo, comienza en la plaza de San Marcos y tiene su final en la Puerta de la Macarena, junto a las antiguas murallas de la ciudad, en un nudo en el que confluyen las calles Bécquer, Macarena, Resolana y Parlamento de Andalucía. En las fechas de navajas relacionadas con Sevilla la más antigua es de 1847 y la mas moderna de 1908, por lo que ese es el periodo de vigencia seguro de la fábrica.

Precisamente en el local de la Calle San Luis 120 en una Guía de Sevilla que se reeditó entre los años 1880m y 1896 se cita en todo ese periodo al armero sevillano MANUEL GUTIERREZ, fabricante de Armas blancas en San Luis 120. En ese local a partir de 1896 se cita a Viuda de Manuel Guitierrez y a sus herederos Felisa Gutiérrez. San Luis 120 y Joaquin Gutiérrez. San Luis 118. por lo tanto la marca Gutierrez perduró más allá de 1896 y quizás se siguió produciendo en los primeros años del siglo XX. No sabemos en que fecha precisa los armeros sevillanos dejaron de producir navajas artesanálmente, pero en el caso de Albacete a partir del año 1904 la industria cuchillera se moderniza incorporaron el motor eléctrico en los talleres de cuchillería invadiendo el mercado español de navajas producidas a un coste menor y talleres artesanales como los sevillanos al no adaptase seguramente cerraron en la primera década del siglo XX. Precisamente ninguna navaja de producción artesanal sevillana va fechada más allá de 1908

En el local San Luis 114 se cita a Joaquín Romero como otro gran productor de armas blancas que hipotéticamente puede corresponder a las iniciales JR que marcan numerosa navajas sevillanas de ese periodo.

El entorno de la calle San Luis donde se ubicó esta fábrica y seguramente también comercio de navajas en Sevilla es el centro comercial y turístico de Sevilla. Antes de denominarse Calle San Luis, su nombre era Calle Real, cuando era una de las arterias principales de la ciudad hasta las modificaciones del S.XIX, cuando se añade la Calle Feria, su paralela, que es mucho más extensa y ancha. Por ella se establecía el recorrido oficial que realizaba la realeza cuando se instalaba en Sevilla para acceder a la ciudad por la Puerta de la Macarena y llegar a los reales Alcaceres y el Palacio de San Telmo en el centro de Sevilla.

Las navajas sevillanas fueron, y son, uno de los objetos antiguos españoles del siglo XIX más valorados por los coleccionistas de todo el mundo. Famosas por su gran tamaño, su cuidada elaboración, los bellos adornos con incrustaciones metálicas de plata o latón, las leyendas escritas en sus hojas y la fuerza de su acero convierten a las navajas de Sevilla en unas piezas curiosas y de gran valor etnográfico.

sevilla 1883

Imagen 2: navaja con leyenda de la Fábrica de Navajas de Sevilla 1883

puerta d ela macarena siglo XIX

Imagen 4: Junto al arco de la Macarena comienza la Calle San Luis donde se ubicaba la Fábrica de Navajas de Sevilla entre 1847 y 1908

En la segunda mitad del siglo XX se localizaban en la calle San Luis: "algunos establecimientos comerciales: fábricas de jabones, curtidos o aguardientes. Zona obrera del casco histórico por excelencia, no es de extrañar que en 1886 se fundara allí la Tertulia Federal, para recreo e instrucción de los republicanos sevillanos."(2)

4- Punzones asociados a la fábrica de navajas de Sevilla.

Hasta ahora hemos estudiado tres punzones asociados a navajas relacionadas con esta fábrica. Que pasamos a describir:

4.1 Punzón FS:

La marca del punzón FS aparece en varias navajas de la fábrica. Como casi siempre estas navajas llevan leyendas a alusivas a su fabricación en Sevilla nosotros proponemos la hipótesis de que FS sean las siglas de Fábrica de Sevilla.

La marca puede aparecer simplemente con las letras FS mayúsculas o con estas letras adornadas con un manojo de flechas. Hay que destacar que el símbolo del manojo de flechas aparece en otras marcas de navajas de estilo sevillano como son FR y CA.

Las fechas que aparecen en estas navajas que llevan punzón FS datan del año 1883 por lo que es probable que este punzón solo se usase en esa fecha y no anteriormente. Curiosamente esa fecha corresponde con la estancia de la reina Isabel II en Sevilla acompañada de numerosas autoridades y familias nobles que llenaron la ciudad de turistas adinerados, por lo que es presumible que numerosas navajas lujosas y de estilo aristocrático se vendieron en los años 1883 y 1884 coincidiendo con esta excepcional estancia real.

La interpretación que proponemos de FS como Fábrica de Sevilla se fundamenta en estos datos:

En el libro Navajas Antiguas de Martínez del Peral aparecen publicadas dos navajas sevillanas que citan la procedencia sevillana de la marca FS

1- Una navaja sevillana de gran tamaño lleva en el lado izquierdo la marca FS y además esta leyenda en el lado izquierdo: “Al que esta víbora le pica no encontrará remedio en la botica, Sevilla 1883” (3)

1- Una navaja de estilo aristocrático sevillano lleva el punzón FS y además la leyenda: “Viva mi dueño. Sevilla 1883”

3- Una navaja de nuestra colección lleva esta leyenda: 1884 / Fabrica de nabajas de Sevilla de 1884

fábrica de Sevilla Navajas marcas del siglo XIX

4.2 Punzón letra J con punto:

Algunas navajas de estilo sevillano llevan un curioso punzón con la letra "J" mayúscula seguido de un punto o letra "o" minúscula y adornado con un sol o círculo radiante. Marca de navajas sevillanas del siglo XIX. Esta marca aparece en navajas sevillanas de estilo aristocrático con rebajo engrosado y estriado. Una de estas navajas está publicada en el libro Navajas Antiguas y lleva esta leyenda alusiva a Sevilla: " Soy andaluza de Sevilla año de 1889. Siglo 19 salero". Este punzón puede relacionarse con otros que también llevan la letra J tumbada.

4.3 Punzón JEREZ

Marca JEREZ, aparece en navajas antiguas del siglo XIX, en estos punzones es habitual ver JEREZ marcado con un símbolo similar al manojo de flechas. Es curioso que este icono del manojo de flechas también aparece en otras marcas como FR y CA todas marcando navajas de estilo sevillanos pero que algunos autores atribuyen en ocasiones a artesanos jerezanos

La dificultad para identificar posibles navajas producidas en Jerez aumenta cuando observamos que el punzón con la marca Jerez coronado por un lazo u haz de flechas aparece en una navaja sevillana que lleva una leyenda que incluye la procedencia sevillana: “Sevilla año 1890” (4).

4.4 Punzón letra G:

Es dificil interpretar un punzón con una única letra pero quizás la G se refiera al apellido Gutierrez del armero Sevillano MANUEL GUTIERREZ activo desde al menos 1880 hasta 1896

4.5 Punzón letras JR:

Las iniciales JR, a pesar de que en ocasiones se interpreta forzadamente como JEREZ, en nuestra opinión pude interpretarse como Joaquín Romero. Armero sevillano con taller en la Calle San Luiz 114  al menos en el periodo de 1880 a 1896.

También es conocido el cuchillero jerezano José Rodriguezmaestro cuchillero de la ciudad de Jerez citado en un pleito de 1832, por lo que es posible que en Jerez se marcaran navajas con punzón JR  de José Rodriguez, a comienzo del siglo XIX.

5- Navajas sevillanas o jerezanas

En ocasiones algunas navajas antiguas de estilo sevillano llevan marcas o leyendas alusivas a la ciudad de Jerez. Algunos autores proponen que en jerez de la Frontera a lo largo del siglo XIX también se fabricaron navajas y cuchillos. Todas las navajas atribuidas a Jerez son muy similares en aspecto y decoración a las sevillanas, por lo tanto atribuir una navaja que no lleve marca ni identificación a una u otra ciudad es muy difícil ya que no hemos encontrado rasgos diferenciadores propios de las posibles navajas hechas en Jerez de la Frontera.

La semejanza de la cuchillería jerezana con la sevillana se puede explicar por la cercanía entre las dos ciudades distantes apenas 80 Km y por un posible traslado de artesanos sevillanos hasta Jerez a lo largo del siglo XIX.

La complicación para identificar posibles navajas producidas en Jerez se complica aún más cuando observamos que el punzón con la marca Jerez coronado por un lazo u haz de flechas aparece en una navaja sevillana que lleva una leyenda que incluye la procedencia sevillana: “Sevilla año 1890” (3). Si el punzón Jerez, que por lógica podría atribuirse a la ciudad gaditana marca algunas navajas que aluden a Sevilla nos decantamos a pensar que todas estas grandes navajas antiguas se fabricaron en Sevilla aunque se marcasen como JEREZ quizás por motivos comerciales y que en Jerez pudo haber un punto de venta de estas navajas sevillanas, sin descartar la producción propia en Jerez de navajas de pequeño tamaño o de bolsillo.

Si conseguimos interpretar definitivamente el punzón JR como pertenenciente a Joaquín Romero, entonces todas estas navajas se puedne considerar como producidas en Sevilla a finales del siglo XIX. Pero quizá algunas, las más antiguas sean jerezanas y del cuchillero José Rodriguez en Jerez.

6- Imitaciones francesas de navajas al estilo sevillano

Las navajas fabricadas en Sevilla a finales del siglo XIX viajaron por todo el mundo como objetos de colección, armas valiosas y representativas del carácter romántico español. Viajeros y escritores europeos hablaron de estas navajas en sus relatos de viajes por Andalucía. Su fama y demanda entre los coleccionistas hizo que la industria cuchillera de la ciudad francesa de Thiers copiase las formas y decoraciones de estas navajas produciendo imitaciones a bajo coste que se vendieron principalmente en el mercado francés.

La producción de estas navajas en las dos primeras décadas del siglo XX fue tan abundante que se conservan algunas piezas que por ser imitaciones de gran antigüedad algunos coleccionistas las consideran erróneamente como navajas de procedencia sevillana cuando en realidad son navajas francesas de Thiers. Curisamente en los catálogos antiguos y en la publicidad de las cuchillerias francesas estas navajas al estilo sevillano son denominadas “couteau catalan” o navajas catalanas ya que los franceses de la época denominaron como catalán a cualquier cuchillo de estilo español independientemente de si su procedencia era albaceteña, andaluza, aragonesa o propiamente catalán. De forma artesanal y con carácter propio en la región catalana del sur de Francia, el Rosellón se produjeron navajas al estilo español que imitan algunas decoraciones de las sevillanas.

Aquí ponemos algunas imágenes de las falsas navajas sevillanas hechas en Francia entre 1900 y 1930.

Navajs francesas falsas sevillanas

La navaja francesa a imitación del estilo sevillano de la izquierda está ilustrada en el libro de José B. Ruiz, (5) adornada con la inscripción en el mango que dice: “MUJER VINO TOROS” es de muy baja calidad, producida de forma industrial y sin los auténticos detalles artísticos de las navajas sevillanas, a pesar de ello en algunas publicaciones es atribuida erróneamente como de origen español. La navaja de la derecha está datada hacia 1818 y es una navaja marcada 31BESSET FRANCE, resistente y funcional carece de la decoración sevillana pero consigue mantener la agresividad de su hoja y su carácter defensivo o guerrero.

7- Fabricantes de Navajas en Sevilla, a finales del siglo XIX. Los Armeros de Sevilla.

A través de la publicación de la GUIA DE SEVILLA Y SU PROVINCIA &c. Para 1880, Por Manuel Gómez Zarzuela, (6) hemos localizado los nombres de los armeros sevillanos que fabricaron navajas, cuchillos de monte, puñales y otras armas en la segunda mitad del siglo XIX. Nos ha llamado la atención especialmente el armero Manuel Gutierrez, con fábrica en un local de la Calle San Luis 120, ya que una navaja típica sevillana de este periodo esta marcada como fabricada en San Luis 120, por lo cual esta y otras navajas similares se pueden atribuir concretamente a este armero.

Los armeros citados en la Guía de Sevilla de 1880, aparecen simplemente como armeros, sin especializar, pero la propia guía en su indice en el apartado de Fabrica de Armas y en el de Armas Blancas nos remite a ARMEROS. También sabemos por referencias de la época que eran pequeños talleres de fabricación de armas blancas, que trabajaban y vendían en le mismo local. Todos ellos están localizados en calles céntricas, llenas de comercios y muy concurridas como la calle Sierpes y la Calle San Luis de Sevilla Capital. La Calle Espaderos, denominada así en el siglo XIII por ser el lugar de ubicación de los antiguos fabricantes de armas blancas enSevilla, fue renombrada como Calle Sierpes después del siglo XV, pero quizás se mantuvo el prestigio de la ubicación y el apego de los armeros a ubicarse en esta céntrica calle.

En cuanto a la fabricación de navajas del siglo XIX, destacan dos armeros de la calle San Luis situados en locales muy próximos y cuyas iniciales G y JR han aparecido en algunas navajas sevillanas, por lo que es una hipótesis posible que esas iniciales correspondan a estos armeros:

  • Joaquín Romero, San Luis 114.
  • Manuel Gutiérrez, calle San San Luis 120.

Otros armeros que pudieron fabricar cuchillos y navajas artesanales en Sevilla en esta misma fecha de 1880 son los siguientes:

  • Mendizábal y Oregui, calle Sierpes 87.
  • Juan María Ormachea,. Sierpes 88.
  • Marcelino Aragón, calle Odreros 8.
  • Manuel. Carrera Jiménez, calle San Jorge 15.
  • José Carvajal, calle Tintores 3.
  • Francisco González Pinto,. San Pablo 18.
  • Julián Ibañez, calleValdés Leal 23.
  • José. Ojeda é Iglesia, calle Gloria 10.


armeros de Sevilla fabricas de navajas en 1880

La guía de Sevilla unicamente nos aporta el nombre de los armeros que produjeron armas blancas en las fechas de edición de esta guía anual que va desde 1880 a 1896, pero no nos da más datos acerca de la especialidad de cada uno, volumen de producción o marcas empleadas. A pesar de la escasa información, la coincidencia de que una gran navaja sevillana va marcada como hecha en SAN LUIS 120 nos permite tomar como referencia al armero MANUEL GUTIERREZ como el productor de esta navaja y por tanto quizás también de otras de características similares.

Posiblemente la calle San Luis, donde también trabajaba Joaquín Romero, fuese el mayor centro productor de navajas sevillanas, o que incluso que varios artesanos trabajasen asociados en esa calle como se cita en otra navaja que simplemente va marcada como FÁBRICA DE NAVAJAS DE SEVILLA 1884

*** Leyenda de navaja sevillana atribuida a Manuel Gutierrez: “Soy de mi dueño defensora. Sevilla . Año de 1889. / San Luis 120 / Si esta vívora te pica no encontrarás remedio en la votica.”

En la guía de 1885 ya no aparece citado Manuel Gutierrez pero sí aparecen citados dos fabricantes con el mismo apellido precisamente en el apartado de FABRICANTES DE ARMAS se cita a los que que pueden ser sus hijos, ubicados en el mismo local de San Luis 120 y el contiguo San luis 118.

  • Gutiérrez, Felisa. San Luis 120
  • Gutierrez, Joaquin. San Luis 118

Algunos otros nombres nuevos citados en 1885 como FÁBRICAS DE ARMAS son:

  • Centeno, Félix. Feria 60.
  • Boldan, Pedro. Alfalfa 27.
  • Rodríguez, Perpetuo. Valdés Leal 26.

Y como ARMEROS:

  • González Pinto, Francisco. San Pablo 18
  • Ojeda, José. Batehojas 11.
  • Oregui y Artamendí, Manuel. Sierpes 87.

En la Guía de Sevilla y provincia de 1888 aparece citado otra vez Manuel Guitierrez en San Luis 120 en el epígrafe de ARMAS BLANCAS. Otros nuevos nombres de armeros que se incorporan en ese año a la guía son:

  • Tejada, Rafael. Genova 28.
  • Oregui, Victório. Sierpes 88.

En la guía de 1890 se incorpora Ormaechea, Juan Mº Sierpes 88 y López Velázquez, José. Batehojas 11.

En una fecha próxima a 1896 debió fallecer el armero Manuel Gutierrez aunque su negocio continuó en el mismo local con sus herederos, En a última Guía del año 1896 en el local de la calle San Luis 120 aparece citado como Viuda de Manuel Gutiérrez. Mientras que Romero, Joaquín. Se traslada a la calle Flecha 2. Otros nuevos armeros sevillanos que se incorporan en 1896 son:

  • Aramburu, Jesús. Sierpes 87.
  • Ojeda, Antonio. Chicarreros 14.
  • Plasencia, Manuel. Sierpes 88.

8- Conclusión - La Navaja Sevillana y el romanticismo español

Para concluir este breve estudio sobre la fábrica de navajas de Sevilla queremos destacar que nuestro interés sobre las navajas sevillanas nace de la belleza y calidad artística de estas armas, que en su época fueron objetos cotidianos que los hombres lucían orgullosamente formando parte del traje.

Su uso como arma usada en riñas, pendencias y duelos está perfectamente documentada, no solo por los relatos de viajeros extranjeros, también en la literatura poética de carácter romántico. Para que ilustre estas hipótesis añadimos a continuación el poema del baratero sevillano de 1856. A finales del siglo XIX, quizás coincidiendo con la residencia de la Reina Isabel II en Sevilla entre 1883 y 1884, Sevilla se convirtió en una pequeña corte europea, a pesar de que la madre del reinante Alfonso XII había sido depuesta en la Revolución Gloriosa de 1868, los negocios, el tráfico de influencias y los barcos que formaron la escolta de la reina, añadidos a los actos y fiestas conmemorativas de la visita, atrajeron numerosos turistas, nobles y cortesanos españoles y europeos que acudieron abundantemente en esas fechas. Estos turistas de alto poder adquisitivo demandaron como suvenir numerosas piezas de estas navajas bellamente adornadas que han viajado durante más de 140 años por todo el mundo y que actualmente siguen siendo apreciadas como testigos de una época romántica en España. La leyendas escritas en sus hojas dan testimonio del uso de un dialecto andaluz, gracioso, con salero y aire flamenco que coincide con la poética del Baratero Zeviyano el cual nombra "naaja" a la navaja y que para deleite de los admiradores del arte popular andaluz transcribimos a continuación.

** Baratero se denominó al personaje popular que hacia respetar el orden y la convivencia pacífica en los juegos de cartas, apuestas ilegales, garitos y prostíbulos españoles antiguos hasta el siglo XIX. A cambio de su arriesgado trabajo cobraba una cuota denominada el "barato" que le da nombre. Para hacerse respetar usaba de armas y artes de todo tipo principalmente la popular navaja. En ocasiones a cambio de dinero podía alquilar su destreza y hacer encargos para otras personas.

9- EL BARATERO ZEVIYANO

         I.

Zoy é Zebiya er ma terne;

Gazto la plata rumbozo,

Y ar ver mi cuerpo jermozo

Quien no muere puñalá...

Cojo con zal la naaja...

Ar que resiste le mato;

Cuando yo cobro er barato

En er barrio y la ciudá

   Pué!

   Naide aquí juega

   Sin dar caléz.

  

II.

Cuando argun tuno de playa

Me quié levantá er gayo,

le digo... oiga uzté... tocayo !

Naide hay aquí mas que yo;

Y zi ar punto no ze naja

El infeliz ezdichao;

por el aquí de contao

ya pueen resar á Dió.

   Pué.

   Ar que me tosa

   le doy mulé.

   III.

Tengo una jembra... huy! que jembra!

Ez la gloria de Zeviya;

Puez onde va mi curriya;

Toa la grazia ahí eztá;

Tiene un andar tan zalao,

y un mirar tan atrevío...

Que ar mirarla er pecho mio,

Se me pone á parpitá.

   Pué.

Ella ez la maja
De ezte Gaché.

Barcelona: Imp. de José Tauló, – 1856 / Véndese en casa Juan Llorens, calle de la Palma de Sta. Catalina

texto completo dle baratero sevillano 1856

9.1 Recopilación de leyendas escritas en navajas de la fábrica de Navajas de Sevilla

  • 1884 /  Fabrica de nabajas de Sevilla de 1884

  • No me abras sin Rason Ni me siere sin onor 1878.

  • No me abra cin razon Ni me cieres cin honor Sevilla

  • Soy más valiente que el Cid y valgo más que el mundo entero. Soy más valiente matando que Manuel García el Espartero. Sevilla

  • Viva mi Dueño Sevilla 1880

  • Se esta Víbora te pica no (hay re..)medio en la botica

  • Al que esta víbora le pica no encuentra remedio en la botica Sevilla 1893

  • Soi defensora de mi dueño. Soy andaluza de Sevilla 1901

  • Viva Sevilla. No me saques sin razón ni me guardes sin honor.

  • Si esta vibora te pica no encuentras remedio en la botica

  • Soy defensora de mi dueño. Sevilla año 1908

  • Soy defensora de mi dueño / Biva Sevilla / Espartero y Guerra .. Quien me compre

  • Soy defensora de mi dueño. Sevilla

  • Soy de mi dueño defensora. Sevilla . Año de 1889. / San Luis 120 / Si esta vívora te pica no encontrarás remedio en la votica.

  • Al que esta víbora le pica no encontrará remedio en la botica. Sevilla 1883.

  • Soy sevillana con mucho gusto. Año 1870.

  • Soy defensora de mi dueño hasta el morir. Sevilla 1884. Viva la Gracia Salero.

  • Viva mi dueño Sevilla 1880

  • No me presto ni me doy solo de mi dueño soy. 1881.

  • Sevilla 1847

  • Soy defensa de mi dueño. Sevilla año de 1894 siglo 19

  • Soy andaluza de Sevilla año 1901

  • Soy defensora de mi dueño asta el morir

  • Soy andaluza de Sevilla año 1879

  • Soy defensora de mi dueño. Sevilla 1907

  • No me abras sin razón ni me cierres sin onor. Sevilla

  • Soi andaluza de Sevilla año 1894

  • Soy de mi dueño defensora. Sevilla año de 1876.

  • Soy andaluza de Sevilla año 1889. Siglo 19. Salero.

  • Soy defensora de mi dueño. Sevilla 1886.

  • Viva mi dueño. Sevilla 1883

  • No me abra sin razón ni me cierre sin honor. Sevilla 1889

  • No me abra sin razón ni me cierre sin honor Sevilla 1888

  • (JEREZ) . Si Esta Bibora Te Pica No Encontraras Remedio En La Botica. Soy Defensora De Mi Dueño. Sevilla Año 1890

 (Algunas de estas leyendas se han transcrito desde las publicaciones de rafael Martínez del Peral)



NOTAS:

  • (1) Martínez del Peral Fortón, Rafael (2001): La cuchillería sevillana del siglo XVIII, Edita  sietefam, s. l.
  • (2) VV:AA. (1993) Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla (Tomo II)

  • (3)Martínez del Peral y Fortón, Rafael (2002): NAVAJAS ANTIGUAS. Las mejores piezas de colección. Editor Josep María Portas i Perpiña, Girona. Pag 71 y 82.

  • (4) Martínez del Peral y Fortón, Rafael (2002): NAVAJAS ANTIGUAS. Las mejores piezas de colección. Editor Josep María Portas i Perpiña, Girona. Página 84.

  • (5) Ruiz, José B.  Fine Art Editions (2020) CUCHILLOS Y NAVAJAS ANTIGUOS. GUÍA DEL COLECCIONISTA. (Pag: 201)

  • (6) GUIA OFICIAL DE SEVILLA Y SU PROVINCIA Para 1886, Por Manuel Gómez Zarzuela. Reditada entre 1880 y 1896. IMPRENTA Y ENCUADERNACIÓN DE ENRIQUEBERGALI. Sierpes 104 y Manteros 19.






Diciembre  2021

Autor: Guillermo Gómez Modamio.

Colección NAVAJA 19

© 2021 - Navaja 19

Miranda de Ebro - España